«Derechos de la mujer y comunicación publicitaria desde la perspectiva de la historia, la calle y la publicidad.»

Nos encontramos una vez más conmemorando un 8M, y como cada año que pasa, la voz femenina se alza más fuerte en cuanto a temáticas de género e igualdad de derechos.

Un proyecto en conjunto con:


Este 2021, Museo de la Publicidad y Publifem se unieron para analizar aquellos hitos que generaron conversación y contingencia durante el 2020 y exponerlos para analizar y rescatar aquellos elementos comunicacionales y publicitarios que lo componen.

Con este análisis, queremos contribuir a la construcción de nuevos mensajes con perspectiva de género, que sean capaces de cambiar la manera en la que vemos a la mujer publicitariamente, dejando atrás los estereotipos y dando paso a una mirada más justa e inclusiva.

Agradecemos a la docente Maribel Maneiro, quien imparte el «Taller de Género y Comunicación Publicitaria» por realizar la curatoría de las piezas.



Igualdad de género

Cuando hablamos de igualdad de género, no hablamos solo de un principio constitucional que estipula que hombres y mujeres son iguales ante la ley con los mismos deberes y derechos, sino también de un tema que cada año toma más fuerza en la búsqueda de oportunidades reales, y de una conquista histórica de las mujeres que llevó 250 años.

La publicidad ha retratado este tema de diversas maneras, cobrando más fuerza en los mensajes y narrativas de los últimos años. Aquí veremos ejemplos claves de cómo la igualdad se ha comunicado publicitariamente a lo largo del tiempo.

«Regala Igualdad»

Es muy relevante enseñarle al futuro de nuestra sociedad que los roles de género con los que crecimos nosotres, son cosa del pasado. El momento de jugar y diversión es igual para todes, resaltar el derecho de elegir y desarrollarse libremente puede ser posible con un gesto simple como esta pieza.

«He for She»

Esta campaña cumple un rol importante, porque aborda el feminismo desde los hombres que en esta lucha deben ser nuestros aliados para lograr finalmente la tan deseada igualdad de género.

Conclusión: La tendencia comunicacional ha cambiado para mejor, el objetivo del mensaje es claro: Abrir los ojos, desde la empatía para erradicar estereotipos y despertar los sesgos inconscientes que perpetúan el machismo y la desigualdad. 


Violencia de género

La violencia de género es cualquier acto violento o agresión, basados en una situación de desigualdad de los hombres sobre las mujeres que tenga o pueda tener como consecuencia un daño físico, sexual o psicológico.

Comunicacional y publicitariamente, el tema se ha tratado con más fuerza en el último tiempo, especialmente a través de campañas gubernamentales, cuyo foco está puesto en reconocer los síntomas que dan paso a una relación violenta.

#NadaJustificalaViolencia

Identificar las razones e insights que vivimos las mujeres al momento de ser violentadas, muchas dejan pasar malos tratos por todos los motivos que la pieza representa. La enseñanza está en que no hay justificaciones, sea cual sea el caso hay que denunciar.

#NoMás

Volvemos al punto de inflexión, ese momento en que la persona decide actuar en contra del machismo. Ese es el objetivo de la pieza, invitar a las personas que son testigos de la violencia, o que lo viven en carne propia, a denunciar.

«Sernam en Cada Mujer (2010)»

La pieza busca hacerle entender a las mujeres que tienen que darse cuenta de que están siendo violentadas, dejándole la responsabilidad de su seguridad y  protección a ellas mismas. Además de ver una escena estereotipada de violencia de género.

#CuentasConmigo

Es una pieza polémica, porque no se entiende el objetivo de la misma. ¿Por qué queremos empatizar con un abusador? Al decir “mi princesa” hace hincapié en estereotipos de género. Su pololo la agredió, y lo mejor que se le ocurre al abuelo es enviar una carta en vez de denunciar. Este es un gran desatino comunicacional.

Conclusión: Esta categoría  poco ha evolucionado. Seguimos viendo el mismo mensaje desde hace 10 años. Sí, nada justifica la violencia, pero, ¿decir esto ayuda a erradicar el machismo? Durante 10 años ¿hemos visto un cambio? La violencia de género sigue más vigente que nunca, es momento de dar un paso al frente y comunicar desde una nueva realidad.


Aborto

El aborto en nuestro país, solo está permitido dentro de las 3 causales que establece la ley. La lucha por hacerlo legal se ha vuelto primordial en las marchas feministas, donde el mensaje y la comunicación se han cargado de simbolismos que representan el pensamiento y la necesidad de libertad de elección sobre el cuerpo femenino.

«Chile Unido ProVida«

Comunicacionalmente son incongruentes. Vemos el caso de una mujer pasando por una situación difícil y el mensaje solo dice que “el aborto no es la solución”, pero entonces ¿cuál es la solución? ¿qué ofrecen para ayudarle? Solo están negándole el derecho a elegir. Y en el caso de la gráfica con los y las bebés, sí, han nacido muchas vidas pero ¿en qué condiciones? ¿Quién les asegura un futuro digno? Sin duda, es para ponerse a pensar.

Simbolismos

El pañuelo verde es parte de la historia que estamos escribiendo. Tener una bandera, un color que represente esta lucha por la libertad, derechos sexuales y reproductivos, contra el machismo y la violencia, es elemental. Comunicacionalmente nos conecta, nos une, construye y honra una ideología política y social que lleva décadas.

Conclusión: El derecho de elegir es lo que importa. La coherencia comunicacional y consistencia es lo que hace que el mensaje llegue lejos, porque el feminismo es político, social, de piel, emocional. Se ve reflejado en cómo hablan ambas partes, por un lado vemos un mensaje frío, sin fundamento; por otro lado vemos historia y evolución social.


Derecho a Voto

Hace 72 años se promulgó la ley que permite el voto femenino. En 1934 se aprobó el voto femenino para las elecciones municipales, y recién en 1949 se concedió el derecho a voto a las mujeres para las elecciones presidenciales y parlamentarias. Una de las mujeres más importantes de eso fue Elena Caffarena, quien formó parte del movimiento fundador del Movimiento pro Emancipación de la Mujer Chilena (Memch), y asumió la secretaría general de esta organización, cargo en el que se mantuvo hasta el año 1941. Comunicacionalmente, la noticia fue muy relevante para la época, abriendo una puerta muy importante para la democracia y la libertad de elección del género femenino.

Conclusión: 72 años parece poco pero es un logro que hoy en día ni nos cuestionamos. Ha sido una lucha por siglos y décadas que el ego del machismo abra las puertas al feminismo, y gracias a las comunicaciones y arduo trabajo se han logrado los objetivos para lograr igualdad en la toma de decisiones. Actualmente estamos viviendo un momento histórico al tener paridad de género en la creación de la nueva constitución del país, ya no solo tenemos el derecho a votar, sino a tomar las decisiones y crear una constitución que vele por nuestro derechos. 

¡Gracias por visitar nuestra exposición y no olvides compartir!